Este programa consiste en seguir profundizando el tema de XXII Capitulo general, desde una mirada contemplativa y con acciones profeticas y carismàticas, para dar una respuesta, desde nuestra vocación de hermanas mercedarias de la caridad y laicos, dejandonos afectar por el sufrimiento del mundo y animando la esperanza de los pueblos que sufren los efectos de la pandemia del covid-19…

Juntas, hermanas y laicos, podremos ser semilla de vida renovada para nuestro carisma. Con este video hemos querido expresar nuestra universalidad y deseo de «HACER LO QUE EL NOS DIGA, como discipulas/os de Maria, nuestra sin igual Madre y Protectora.

Nuestro agradecimiento a todas las hermanas y laic@s que han colaborado, bien como el nuestro equipo en Corea que nos apoyaron en el montaje del video.

Un saludo cariñoso a toda la Congregación y disfruten de la riqueza de nuestra presencia en el mundo como Merced y Caridad Redentora.