El Seminario

El Sacro Monte de Granada es una de las instituciones más emblemáticas de la cultura andaluza de su tiempo, única en su género, cuyo origen se debe al descubrimiento de una serie de supuestas reliquias, libros y láminas de plomo pertenecientes a lo que en ese momento se creían primeros evangelizadores vinculados con los apóstoles.

Para perpetuar la memoria de los hallazgos, el arzobispo Pedro de Castro y Quiñones funda, en 1609, una abadía concebida como un centro cultural y religioso, santuario de los orígenes del cristianismo en Andalucía. El Colegio se inauguró el 30 de octubre de 1610 siendo su primer rector Juan Estrada. Desde muy pronto se vio favorecido por las instituciones académicas, eclesiásticas y reales que lo distinguieron con numerosos privilegios. Este complejo integra una iglesia colegial, la vivienda de los canónigos y un colegio-seminario para treinta becas gratuitas que siguiera los preceptos tridentinos mediante el estudio de Filosofía y Teología. Hablamos del seminario San Dionisio Areopagita.

Posteriormente, con la incorporación de las enseñanzas de Derecho Civil, se convirtió en insigne Colegio de Teólogos y Juristas, bajo cuya denominación adquirió un gran prestigio. Buena muestra de ello son los casi treinta rectores, nueve cancilleres y veinticuatro obispos que se formaron en el Sacro Monte.

Nuestro fundador, el P. Zegrí, se movió en este ambiente, pues fue en dicho seminario donde realizó los estudios teológicos necesarios para ser ordenado sacerdote. En el siglo XIX era difícil conseguir una plaza como alumno interno. El P. Zegrí se encomendó a la Virgen de las Mercedes, y lo hizo con tanta fe, que consiguió ser admitido. Por tanto, desde el 30 de septiembre de 1850 hasta el año 1855, el P. Zegrí estudió en el Sacromonte la carrera de Teología.

Pero no conforme con estos estudios, en 1856 se matricula en el seminario conciliar de San Cecilio, fundado a finales del siglo XV y que alcanzó gran celebridad por su antigüedad y por sus privilegios pontificios y reales. Cuatro años antes de matricularse el P. Zegrí, fueron creadas en dicho seminario las facultades universitarias de Teología y Derecho canónico, al igual que en los de Salamanca, Toledo y Valencia. Así estos seminarios obtenían el rango de universidades a todos los efectos.

En el año 1858 consiguió los grados de bachiller, licenciado y doctor en Teología, realizando los exámenes correspondientes.

Unos años antes, en 1855, cuando termina los estudios teológicos realizados en San Dionisio Areopagita, el P. Zegrí es ordenado sacerdote en la catedral de Granada, concretamente el 2 de junio del año citado, por el arzobispo don Salvador José de Reyes García de Lara.

Siguiente