Huétor Santillán

HUÉTOR SANTILLÁN

El P. Zegrí recibió de Isabel II el nombramiento de párroco de Huétor Santillán el 14 de mayo de 1859.

Esta localidad granadina está situada a doce kilómetros de la ciudad, a mil veintidós metros de altura, en plena sierra que lleva su nombre. En aquel entonces tenía mil ciento setenta y ocho habitantes. La parroquia contaba con un párroco y un coadjutor que atendían también el culto de dos ermitas y varias aldeas o caseríos de los alrededores.

Se conservan en los libros del registro parroquial de Huétor los bautismos, matrimonios y defunciones celebrados en el tiempo de su ministerio. Su firma aparece por primera vez en el libro de bautismos el 1 de julio de 1859 y la última el 8 de diciembre de 1864.

Al mismo tiempo que desempeñaba su labor parroquial continuó sus estudios universitarios y seguía vinculado al Real Colegio de San Bartolomé y Santiago. Esto lo podía hacer debido a la corta distancia entre Huétor Santillán y Granada.

A su llegada a Huétor encontró el templo parroquial en un estado lamentable y se vio en la necesidad de repararlo. Todo el pueblo colaboró y la noticia cobró tal relevancia que apareció en los periódicos de Granada. Las obras comenzaron en agosto de 1859 y terminaron en noviembre de ese mismo año.

Siguiente